Blogia

conocimiento inútil

Mastercard - again!

Paquete de vuelo + hotel a Míkonos: 300 euros;

Paquete - de los otros: nada, es atención de la Oficina de turismo;

Que otro español llegue al hotel al día siguiente de desparramarte en el libro de visitas: no tiene precio.

(Foto tomada por Cocoliso en una mañana ventosa de final de agosto)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

tres cosas hay en la vida...

tres cosas hay en la vida...

que debemos a los belgas. No a Bélgica, que aún está por demostrar que exista. Y las tres tienen nombre propio: Leonidas, Tintin (Kuifje, léase káufye, para los que hablan jrop) y Jacques. Y estos días ha hecho 30 años de que el último perdió la batalla con el cáncer de pulmón, lo que ha hecho que televisiones del mundo francófono todo emitan especiales, y que los arradios de todo él pongan unos cuantos miles de veces más el Nemequitepá. Como si la, por otra parte, obra maestra no hubiera sido ya más quemada que Juana de Arco por todas las emisoras del mundo, y como si el bueno de Brel (insuperable, según parece, como compositor, cantante, intérprete y amigo, pero no tanto como esposo y padre de familia, deducción de las muchas fuentes que dan testimonio que no incluye juicio moral alguno) no hubiera hecho tantas otras bellísimas canciones.

Cocoliso, presente y cuartelero, va a fardar de algo, sin que sirva de precedente, y es de su calificación "Très Bien" en un test de conocimientos sobre Grand Jacques que hizo una vez en la Fondation Internationale Jacques Brel, que Bruselas tiene más que repelentes niños que hacen pis y mejillones con patatas fritas. De hecho, hay una tienda de tes (la planta, no la letra) muy cerca que es de visita casi obligada. Y en su día se hizo un roto (relativamente pequeño, todo sea dicho) al llevarse de una Fnac la integral ma non troppo.

Otro apunte: qué pena lo que la familia legal de Jacques Brel, es decir su viuda en derecho y sus hijas, hicieron con Maddly Bamy, su compañera de los últimos siete años, a quienes condenaron al ostracismo y han venido tratando, más o menos (bastante más y nada menos), de p***n verbenero, y de polvete fugaz, hasta el punto de enzarzarse sobre la lápida del cantor. Gugléen, gugléen.

Y con esto y un homenaje a Jacques Brel y a Charles y Ray Eames me despido. Que ya van siendo horas.

marrón, pero delicioso

A Cocoliso le sucede, a veces, que le toca entretener a públicos diversos sobre las más variadas cuestiones, normalmente relacionadas de una u otra manera con su medio de vida. A veces, de forma casi imprevista, como ayer. A mi megajefa le habían invitado, en junio, a una conferencia sobre lo divino y lo humano (estrictamente) a celebrar en mi isla favorita (y, asumo sin demasiado riesgo, la de Epi) tal que ayer. Y el caso es que el escalón intermedio, o el eslabón perdido, me comunica el viernes por la tarde que debía sustituirla; yo partía para más soleados destinos un ratito después, y hasta el lunes por la mañana, pero no podía dejar pasar la ocasión de renovar mis lazos con los poderes fácticos del lugar y, sobre todo, con el propio lugar.

El caso es que el domingo por la noche, cuando se suponía que debía dormir porque tenía que tomar el avión que me devolviera a este tropical lugar en que me alieno, mi cabeza empezó un espontáneo ejercicio de reflexión (porque, créanlo o no, mis neuronas a veces deciden trabajar) sobre mi disertación. Tras un lunes y un martes de frenética construcción de algo inteligible y no totalmente estúpido sobre el tema asignado, y después de saquear las librerías sitas en el continente, al sur de la isla, en cuanto ellas tenían de aprovechable (y alguna propina, exigida por la religión que hace años profeso), su seguro servidor cosechó un gran éxito de crítica y público. También, todo hay que decirlo, disfrutó de la cocina y la enología del lugar. Que no es poca cosa.

Hoy, de vuelta a mi soleado lugar de residencia, me entero de que la decisión de enviarme a tal misión estaba tomada desde una semana antes de serme comunicada. Y yo, devanándome los sesos.

Moraleja: A veces estas faenas (evidente eufemismo) te hacen subir la autoestima por cuanto te demuestras a ti mismo que eres capaz de hacer frente a los retos mejor de lo que creías.

Y ya está.

¿Quién está gordo?

¿Quién está gordo?

Obélix estaba delgado - si parecía lo contrario era culpa de Uderzo, por elegir un atuendo desfavorecedor. De ahí su justa indignación cuando alguien le llamaba gordo.

Leído en abc.es el pasado día 12:

Actualizado Viernes, 12-09-08 a las 15:35
Un equipo investigador de la Universidad de York (Inglaterra) ha demostrado que la ropa estampada con rayas verticales crea la ilusión óptica de un cuerpo más voluminoso, en contra de la creencia popular de que éstas estilizan y las horizontales hacen parecer más gordo.
El estudio, liderado por el experto en percepción Peter Thompson, echa por tierra una teoría visual que ha hecho vender millones de prendas de vestir de rayas verticales en detrimento de las maltratadas horizontales.
Según publica el rotativo británico "The Times", para llegar a esta conclusión, los científicos utilizaron 200 pares de fotografías de mujeres vestidas con prendas de rayas verticales y horizontales.
Entonces, pidieron a un grupo de voluntarios que señalara a aquella mujer de cada par a la que consideraban más delgada.
Y, para sorpresa de todos, incluida la industria de la moda, fueron las vestidas con prendas de rayas horizontales las descritos como más delgadas, con una "importante" diferencia de seis puntos porcentuales.
Pero Thompson y su equipo no son los primeros en descubrir esta realidad perceptiva: un científico alemán, Hermman von Helmholtz, ya la describió en 1860, e incluso llegó a escribir un libro para recomendar a las mujeres que vistieran con prendas de rayas horizontales en detrimento de las verticales, porque las hacía parecer más altas.
Helmholtz ideó dos series de líneas paralelas, una vertical y la otra horizontal, que encajaban en un cuadrado.
Ambos cuadrados tenían el mismo tamaño, sin embargo, las líneas verticales parecían cubrir una mayor área, algo que el científico denominó la "ilusión de los cuadrados".
El conocimiento de Helmholtz se perdió en el siglo XX, cuando se instauró, de forma inexplicable, la idea de que una figura "rellenita" se beneficiaría de rayas verticales.
Sin embargo, los creadores de moda pueden respirar tranquilos porque Thompson asegura que la creencia de que la ropa de color negro adelgaza sí es buena, por lo que no tendrán que cambiar todos los patrones de la industria.

formas de hacer las cosas

[post sin acentos, al menos por el momento]

Lo confieso: no soy el padre del hijo de Rachida Dati. Se que a mis cienes y cienes de admiradoras esta confesion, de un lado, les consuela al hacerles albergar esperanzas en sus corazones, y de otro les entristece porque no compartire mis genes con la ministra, y porque se frustra definitivamente la foto a cuatro con que todos los paparazzi suenan: Nico, Carla, Rachida y servidor.

Pero, que caramba, me hubiera gustado aparecer en la prensa como el, al menos presunto, culpable del desaguisado. No ha habido suerte, y el titular se lo ha llevado otro. Y digo yo: Que habria hecho si, falsamente, me hubieran atribuido esta paternidad?

En primer lugar, guardar el secreto de que es falso. Solo mi pareja (bueno, y sus progenitores, ya que no quiero privarla de ulterior descendencia debido a una impotentia coeundi) merece saber la verdad.

Segundo, dar alas al rumor: ponerme delante de los medios, contestar con evasivas y algun aspaviento a las inevitables preguntas, que mi pareja aparezca en publico exclusivamente con gafas de sol y expresion cariacontecida.

Tercero, un viajecito a Paris, que no hace mal a nadie, evitando cuidadosamente la Place Vendome (sede del Ministerio de Justicia) pero consultando su web, a ver si hay alguna posibilidad de coincidir con ella en alguna parte (que mas prueba es necesaria que aparecer en el mismo acto publico).

El otro ha actuado de otra forma. Bueno, con el sentido del humor que le caracteriza. Asi le va.

Dejenme que un dia elabore sobre su sentido de servicio al Estado, abandonando su puesto en el Consejo de Estado (consejero nato, como ex Presidente del Gobierno que es) y dedicandose a engordar la bolsa y a fomentar el guerracivilismo, o el hispanodicotomismo si el otro les parece muy fuerte, desde su Fundacion.

Y que sean felices.

un reparto para Jess Franco

un reparto para Jess Franco

David Gest merece un monumento por una razón: no sólo haber aguantado a Liza Minnelli durante varios años como pareja, lo cual no debe dejar de ser difícil, sino además haber sido una pieza clave en la recuperación de la Diva tras su encefalitis viral. Un memorable concierto, recogido al menos en CD, da testimonio de la calidad de la recuperación... y del público agradecimiento a Gest.

De Michael Jackson no es necesario decir nada.

El caso es que los dos se han juntado y, en lugar de preparar una acción legal común contra los quinientos (tirando por lo bajo) cirujanos plásticos por cuyas manos han pasado, se han dedicado a poner música a los poemas de Robert Burns. No dejará de ser curioso.

Lo que más me ha llamado la atención es que Gest ha declarado sobre su colaboración: "Me sentí como un niño pequeño".

Y, verás, cuando me ponen en la misma frase "niño pequeño" y "Michael Jackson", a uno se le vienen ideas a la cabeza. Pero eso es porque soy un malpensado.

Lectura complementaria: la historia, en inglés, de la cara de Michael

Otra lectura complementaria: Donde David Gest cuenta que, como estaba gordo, se operó la nariz. Sin coñas.

¿Juan Ramón Moragas?

¿Juan Ramón Moragas?

El País ha invitado a Jorge Moragas, pepero de pro y parece que diplomático, al Obamaparty que se celebra estos días en Denver. Y dejemos simplemente apuntado que esto será para algunos prueba de que un sector del Pepé conspira con Prisa para hacer de España un reino de taifas ateas, donde el aborto y la homosexualidad serán obligatorios y los cristianos serán echados a los leones.

El caso es que, curioso yo, he echado un ojo a la crónica, y me ha parecido por un momento estar ante Juan Ramón Jiménez redivivo. ¿O será que el señor Moragas es un analfabeto? No parece probable.

las noticias estúpidas del día

1) Warner demanda a un estudio hindú que piensa estrenar "Hari Puttar"

2) Un cura italiano organiza el concurso "Miss Monja"

3) [visto en España Directo hace un momento] Una familia va a un bar y pide tres aguas. La madre bebe y empieza a gritar "¡Que me quemo!". Al padre, extrañado, no se le ocurre otra cosa que beber de la misma botella. Sorprendentemente, empieza a gritar lo mismo. La camarera está sorprendida... qué raro que se pongan así... ¿qué pasará? Total que no se le ocurre otra cosa que... en efecto, beber de la botella.

Sin comentarios.

marcas blancas

Por si te interesa, amable lector, éste es el listado que un amable bloguero ha preparado "desenmascarando" las marcas blancas de una serie de productos. Que te aproveche...

gran titular

gran titular

Mis felicitaciones al ABC, que ha bordado el titular de una noticia que, por otro lado, no tiene ningún otro interés.

las cosas del lenguaje...

las cosas del lenguaje...

¿Acaso este titular no da pie a interpretaciones diversas?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

apología del pirateo

No he de entrar, ahora al menos, sobre si quien descarga roba siempre y eso. Pero dicen que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón. Que Microsoft bendiga a los piratas, pues de ellos será el reino del gigabyte

Hombre, si hubiera una causa justificada para tal espantada se comprendería, y es que ya no somos unos chavales (bueno, eso él), pero parece de que no: ni en su página güep ni en la sección de necrológicas de Libertad Digital aparece nada. Y el hecho de pirarse con la saca en la mano... bueno, pelín sospechoso.

De momento, aquí van unos videos de otros tiempos...

publicidad bilíngüe

publicidad bilíngüe

Ahora sólo me falta encontrar lo mismo del Seat Gredos, que es el nombre griego del Málaga (μαλάκας = pajero, con lo cual cerraríamos el círculo).

algo huele a podrido en... Holanda...

algo huele a podrido en... Holanda...

Lo mejor de todo es que por las calles holandesas puedes encontrar con cierta frecuencia letrinas portatiles, del tipo que se instalan en las obras, que lucen claro y fuerte el pueblo del que emanan...

Dublín y Bruselas

Dios, qué desprecio por la voluntad popular.

Los euroocultistas siguen evitando cuidadosamente que los pueblos europeos (no el pueblo europeo, que es una entelequia nacida en las testas y que tratan de imponer los testículos de algunos tarados) hablen sobre los acuerdos que sus dirigentes concluyen en sus cónclaves. Porque temen, aún más que la caída del cielo sobre sus cabezas, que en algún rincón del subconsciente del personal resuene el Diguem no de Raimón.

No es ésta, necesariamente, una crítica al contenido; de hecho, el Tratado de Lisboa ha reconciliado a quien esto escribe con el proceso de integración europea, después del dictamen antijurídico e inhumano del Tribunal de InJusticia de las Comunidades Europeas que declaraba falazmente que éstas carecían de competencia para adherirse al Convenio Europeo de Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Lo que no es de recibo es que se trate de imponer la integración sobre la voluntad popular. Es cierto que muchas veces los votos, en los referéndos sobre la cuestión, las batallas que luchan los votantes no son las que proponen los gobiernos: véase el caso español cuando el referendo sobre la "Constitución Europea". Quizá, entonces, lo que haga mucha falta es un esfuerzo pedagógico, pero no dar a la voluntad popular un papel meramente refanfinflatorio.

Otra cosa: ¿por qué Francia y Holanda pueden parar un tratado e Irlanda no? Hay, a lo que parece, europeos de primera y de segunda. Y los árbitros están comprados.

carrera judicial

Bueno, hacía mucho que no hablaba del moderno martillo de herejes que es Fedeguico, o "Fedetorquemada", como creo que yo le llamé en algún momento (tengo la costumbre de no volver la vista atrás en este blog). Y hete aquí que hoy ha sido condenado por injurias al Alcalde de Madrid.

No nos engañemos: es un paso más en la carrera judicial de Fedeguico, que aplica desde la derecha cada vez más extrema los métodos del agitprop que aprendió en su maoísta juventud, y que predica un liberalismo empanádico que sus feligreses tragan sin masticar (y, claro, se les indigesta). Pero sobre esto hemos de volver uno de estos días (meses, años).

Éste es el momento de proponer un divertido juego: tecleen, como yo, "condena Losantos" en Gúguel, y verán cómo el oriolano tiene ya un cierto currículum en este terreno. Algunos ejemplos:

  • condena a emitir un escrito de rectificación respecto de comentarios vertidos sobre "Alternativa Española";
  • condena a indemnizar con 60.000 euros a Carod Rovira y Puigcercós por vulnerar su derecho al honor;
  • condena a indemnizar con 3.000 euros a la familia del magistrado Carlos Fanlo (tampoco uno de mis personajes favoritos, lo confieso);
  • condena a indemnizar con 50.000 euros al periodista Tom Martín Benítez, por acusarle falsamente de adoptar medidas contra un vigilante de seguridad de Canal Sur por escuchar la COPE...

Sin comentarios.

la de arena

la de arena

Es sábado, y salvo un pequeño guiso que he tenido que hacer por la mañana para una gente muy importante, me limito a alimentarme a mí mismo, que no es poco. Y, lo que me pasa algunas veces, afortunadamente no muchas, pienso.

Y me pregunto si los mismos (la tentación de calificar es fuerte, pero no caeré en ella esta vez) que se mofan de nuestra MInistra de Igualdad (que, reconozcámoslo, no ha empezado con el mejor de los pies) y de la propia existencia de ese Ministerio ("Ministerio de la Nada", dice uno de los más conspicuos predicadores) harán lo mismo respecto del Ministerio de nombre similar ("de la Igualdad de Oportunidades", parece) que ha creado Silvio Berlusconi, y cuya titular es Mara Carfagna, aquí presente.

A ver si es que vamos a medir con distintos raseros a los nuestros y a los otros... pero no, eso no es posible, porque somos objetivos y liberales... va a ser otra cosa...

Ya te digo.

al dentisto

Estamos llegando a un punto donde "corrección política" y educación parecen seguir caminos divergentes. Digo esto por la ocurrencia de la Ministra de Igualdad (¿o de desigualdad según y cómo?) de hablar de "miembros y miembras". Hemos perdido el uso del neutro, a lo que parece. O lo mismo hemos perdido la chaveta.

Quizá sea hora de tomarse en serio esta cosa de que los chicos acaban en "o" y las chicas en "a", para diferenciarnos mucho mejor de lo que ya lo hacemos, y empezar a hablar de poetos, atletistos, futbolistos o socialistos (se dará la bienvenida a todo comentario con otras posibilidades). Yo, de momento, me voy al dentisto con la idea de que la estulticia, como el universo, se halla en permanente expansión, y que, además, nos hallamos en época de aceleración de la expansión.

Que ustedes estén muy bien.

Actualizo, el 1 de julio, para invitaros a visitar este link.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Eco-pato-logía aplicada

El ecosistema de procedencia profesional de Cocoliso es, cuando menos, complicado. Dos tribus se disputan cada centímetro, cada céntimo, cada mínimo honor. Ambas están dominadas por un complejo sistema sentimental compuesto por envidias, rencores, dolores, ambiciones. Cocoliso es muy feliz habiendo huido, sobre todo porque su estabilidad emocional y, à la limite, mental, se ha visto consolidada y el exilio le ha permitido tomar las riendas de su vida. El precio pagado por ello, concluye, es mínimo comparado con cómo podría encontrarse hoy de no haber tomado las de Villadiego.

En la actualidad, ambas tribus odian a Cocoliso; una guarda las formas y la otra no, pero ambas (porque todo se sabe) expresan en privado, y a veces en público, su odio coreano. Las razones no están exentas de cierto fundamento dentro de la pato-lógica interna del ecosistema; por eso, Cocoliso siente cierta tristeza, pero no odio ni rencor. Pena sería, quizá, el término adecuado.

Un intercambio de emilios con otro colega que se relaciona de manera tangencial con el ecosistema de procedencia profesional de Cocoliso trajo ayer de nuevo estas consideraciones al primer plano. Para que el lector se haga una idea, propongo el siguiente diálogo ficticio entre Juan Mari Arzak y Ferrán Adriá:

JMA - Ferrán, ¿cómo estás?

FA - Molt bé, ¿y tú?

JMA - Muy bien, también. Por cierto, estuve en Barcelona en unas jornadas sobre La Nueva Cocina Catalana. Estaban también Subijana, Arguiñano, Berasategui...

FA - Sí, ya lo vi en la prensa… pero es que la Generalitat no me quiere bien.

JMA - Pues vaya organización, hablan sobre la cocina catalana y traen sólo a cocineros vascos… ¡con lo que tú podrías haber aportado!

FA - Ya ves, así están las cosas…

Cocoliso, con una lagrimilla luchando por asomar de sus ojos, pasa página y manda besos y abrazos a todos quienes quedaron allí y luchan por la supervivencia.

anders no frái...

Aquí está la obra maestra. Por cierto, que los subtítulos no se entienden; a saber qué ignorante los ha puesto ahí...

 

 

Y es que Enrique Castellón Vargas siempre ha tenido la mirada puesta más allá de nuestras fronteras... véase si no este fantástico videoclip avant la lettre...

 

 

O aun la canción de amor que arranca en el minuto 1:35 del que sigue:

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres