Blogia
conocimiento inútil

del armario a la peana

Una de las noticias del mes, para algunos, será sin duda la "revelación" de la homosexualidad de Alejandro Amenábar. Desde luego, estaba hace un par de días en todos los medios de comunicación interneteros.

No es que las salidas del armario estén bien o mal. El problema es que haya que salir. Que entre nuestra sociedad machista y los temores a veces infundados de los interesados no se viva la sexualidad de cada uno de forma natural.

Vale: me vas a decir que eso lo digo yo que soy heterosexual, un chico al que le gustan las chicas... vaya noticia! Bueno, pues sí, pero también creo que el problema, sobre todo, es de educación...

Hoy todos tenemos al menos un conocido, un amigo, una persona a la que queremos, que es homosexual (y en algunos casos no lo sabemos). Y creo que, precisamente, enseñar a la gente a aceptar el hecho homosexual pasa porque vean que esa gente a la que quieren, que aprecian o que admiran vive ese hecho. Si todo homófobo descubriera que ese director de cine, ese escritor, ese músico, ese político a quien votan, o cuyas películas van a ver, o cuyos discos o libros compran, es gay, probablemente algo en su cabeza empezaría a cambiar.

Precisamente éste debería ser el efecto de las "salidas del armario" de personajes famosos. Y sospecho que así es, pero queda mucho camino por andar, claro.

Quizá, precisamente (y aquí entro en el psicoonanismo), esa es la razón de que tanta gente criticara hasta la descalificación el libro de Lothar Machtan sobre la homosexualidad de Hitler... no podían soportar, los homófobos más violentos, o séase los nazis, que su dios entendiera. Y, caso de creerlo, tendrían que elegir entre él y sus creencias.

Lo que pasa es que a mí me trae al pairo lo que haga cada uno con su sexualidad, que es algo más que prollas, varginas o crulos, o en general con su vida privada. Y lo de los "outings" me parece, aparte de su posible valor didáctico, o de autoafirmación (valores que son importantísimos), irrelevante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

El del escudo de Barbastro -

La verdad, no debería ser noticia la salida del armario de nadie. La sociedad tendría que ver normal algo así, pero todavía siguen quedando quienes intentan imponer sus formas de vida al resto de mortales. Es un terreno que cada cual que haga lo que le venga en gana y siempre sin intentar o pretender imponer su forma de vida a los demás, ni de una forma ni de otra.
Aquellos que se atrincheran en posiciones intransigentes no dejan de ser "fundamentalistas", que como siempre se convierten en seres indeseables, despreciables, y todo ello a pesar que puedan ser "ilustres", con corbata y traje o sin ella.
Al final del camino no cuenta la forma de sexualidad que se adopta, sino los valores humanos que perfilan a cada uno de nosotros. Esos valores humanos nos dirán si somos dignos de nuestros semejantes o no lo somos.

petalo -

yo es que cuando lo oi le dije a mi madre "pero eso ya se sabia no?" .. no se porque pero yo creia que ya lo habia escuchado en algun sitio.. ojalá algun dia no haga falta que nadie tenga que dar explicaciones sobre su orientación sexual.. viva la diversidad!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

cocoliso -

that's the question, mon ami. salir del armario supone, para algunos que lo hacen, la liberación de un peso, el reencuentro con su propia vida que, a partir de entonces, pueden encarar de una forma más auténtica, si me permites la expresión. Y para algunos, que viven rodeados de cromañones, supone todo un derroche de valor. La cuestión es que todavía hay gente a la que pegan palizas por maricón, y así desde luego que no es fácil vivir. Espero que actitudes como la de Amenábar (que no creo que cambie en su forma de trabajar... su homosexualidad no era un secreto para la gente que lo conoce, a lo que parece) sirva, al menos, para que alguna gente vea que un homosexual es una persona que hace su vida como otra cualquiera, que tiene su trabajo, que es o debe ser valorado como tal trabajo, y no viniendo de un colectivo u otro, y que por ese trabajo es digno (o no) de admiración y, desde luego, de respeto. Y que sus elecciones vitales son dignas de ese respeto y de que les dejemos en paz... igual que a los heterosexuales o que a os baha'i, o que a los pelirrojos. Digo.

En todo caso, me sigue pareciendo triste que esto tenga que ser noticia. Quiero decir, la homosexualidad de unos, el embarazo de otras o la gonorrea de quiensea. Que debe ser muy triste tener una vida tan pobre que tengas que mirar a la de los demás para encontrar algo que comentar...

Mostaza de Canela -

Me dan lo mismo los cromañones. No los suelo tener en cuenta.

El mundo para mi es más civilizado porque yo lo soy.

Para mí una persona homosexual no es diferente. Porque en el fondo todos somos diferentes. Aceptarnos así nos hace iguales.

Ya no me sorprende cuando la gente sale del armario. No creo que vayan a dejar de ser como eran antes.

Tal vez se liberen de una cadena. Pero no creo que su vida se basara únicamente en esa cadena.

Imagino que Amenábar seguirá haciendo cine y música como antes de "salir del armario".

Para mí no cambia nada, si el/la que reconoce ser homosexual no cambia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres